artículos | música
por Laura Alejandra Bravo (*)
música

Dentro y fuera del amanecer

Eduardo Formigli: la necesidad de expresión

Estuvimos con Eduardo Formigli. La charla fue distendida y tranquila. Hablamos de sus influencias, su música y sus proyectos.

¿Qué músicos inspiraron tu gusto por la electrónica?

El primer disco de música electrónica que escuché fue Power, Corruption & Lies de New Order. Un amigo, más grande, me pasó un cassette y realmente me voló la cabeza. Yo escuchaba Joy Division y venía de conocer hace poco a Sonic Youth y Pixies. Fue una revelación para mí, luego investigué y adquirí discos fundamentales como Trans-Europe Express y Radiactivity de Kraftwerk, también Technique de NO, entre otros.

Pero ahora que recuerdo bien, mi primer acercamiento a la electrónica fue gracias a los cassettes de mi papá. Algunos comprados y otros grabados, un ingeniero francés le grabó una cinta entera con Jean Michel Jarre.  Yo era muy niño aun y a pesar de no entender mucho, ahí estaba oyendo aquella parafernalia de sonidos. También recuerdo un cassette de éxitos ochentosos titulado “20 en el Blanco”, que aún conservo, allí está El modelo de Kraftwerk, y temazos de Duran Duran, Stranglers, Kim Karnes, Kate Bush, Diana Ross, entre otros.

Parte de mi infancia la viví en Patagonia y durante los viajes de vacaciones familiares en auto, siempre escuchábamos música pop. Fue una gran influencia viajar y contemplar aquellos paisajes sureños con música. Durante aquellos fantásticos destinos imaginaba y creaba unos tempranos videoclips en mi mente.

Más cercanos a esta época, Play de Moby, Blue Lines de Massive Attack y Dummy de Portishead, son discos fundamentales para mí.

¿Sos autodidacta o estudiaste música? ¿Por qué?

Sí lo soy, empecé a tocar con mi primer bajo. En ese entonces no sabía ni siquiera como se afinaba, y ni idea de técnicas ni de teoría musical.

Aprendí música de los discos que escuchaba (Combat Rock de The Clash fue el primer LP que me compré) y de los músicos que admiro. Ya de grande, tuve un paso por la academia. Aunque no terminé la carrera, estudié composición con medios electroacústicos en la Universidad Nacional de Quilmes. Allí aprendí bastante, sobre todo incursionando en la grabación y la edición de audio.

También adquirí conocimientos en edición de imágenes, con mucha orientación artística a la hora de componer contenidos audiovisuales. Tal es así que actualmente estoy realizando mis propios videos, y a pesar de contar con modestos medios y recursos, trato de suplirlos con trabajo y creatividad.

¿Qué disparadores usas para componer?

El primer motivo es la necesidad de expresión. ¿Disparador? En un principio son las letras, la palabra. Antes escribía poesías y las cantaba en mis primeras bandas: Joe Polito y La Muñeca. Hasta que fui encontrando la forma de la canción y aplicarla, ya que la canción debe ser mucho más precisa y concisa que un poesía. Además de la musicalidad que cada palabra tiene, debe ser guiada por una melodía y transportada a través de una progresión de acordes.

También salen temas a partir de una música. Tampoco descarto la composición automática, aquella en que uno canta sobre una música también improvisada. Existen varios disparadores: los sentimientos, las emociones, los miedos, las búsquedas, la soledad, el amor, los anhelos, el dolor, el placer.

Existen varios disparadores: los sentimientos, las emociones, los miedos, las búsquedas, la soledad, el amor, los anhelos, el dolor, el placer.
 

En verdad, debo admitir que nunca abandoné la poesía, allí está la fuente de todas las letras, y siempre estoy acudiendo a ella como recurso y forma de expresión absoluta y poderosa.

Hay algo excesivamente cálido en tu música, es climática y hasta bailable pero también muy dulce. ¿Fue una elección o salió así?

Gracias, es un halago para mí. En parte salió y en otra fue buscado, ya que traté de acercarme a la música de relajación, aunque la calidez y el clima es lo que a veces prima en algunos temas. Hace poco una amiga calificó uno de mis videos con la palabra “hipnosis” y me encantó, porque resumió en una palabra, lo que consciente o inconscientemente busqué en aquellas canciones como “Pirámide”, “Nubes tempranas” o “Donde estás estaré”.

¿Cuál fue el proceso o los pasos que seguiste con tu disco hasta que vio la luz?

Fueron muchos los pasos para la realización del disco. En principio los temas vengo preparándolos hace tiempo en mi home estudio “MarteAttack”. A pesar de eso, fue durante los semanas previas a que el disco entrara en fábrica, en que terminé el proceso musical, para ello conté con el trabajo y el apoyo de Juan “Cana” San Martín, “el” ingeniero de sonido de la ciudad de La Plata, que en su estudio “Astor Mastering”, me ayudó a ecualizar y masterizar todas las pistas del EP. Por otra parte, realicé todo lo burocrático y legal, ya que el disco lo edite a través de mi propio sello EFE RECORDS. Además hice yo mismo el arte de tapa, serigrafía y diseño del disco.

¿Cuál es tu opinión de la escena Indie electrónica local?

No puedo opinar, porque no pertenezco a ninguna escena y desconozco si la hay en verdad. Hoy en día existen muchos proyectos, bandas y solistas. Muy buenos en algunos casos. A mí, en particular, me atrae un proyecto cuando la propuesta es autentica y original, sin importar tanto el estilo, ni los rótulos.

 ¿Metiste mano en el video?

Como te contaba antes, los realicé en su totalidad. Los videos que recientemente estrené tienen el fin de promocionar el disco, pero sin descuidar lo intrínseco de la composición. A pesar de tener mucho de onírico e “hipnótico” busqué empastar la imagen en correspondencia con la música a través de la abstracción y también del surrealismo.  

¿Qué fechas se vienen?

Durante el 2013 toqué bastante, presentando las canciones del EP entre temas inéditos y canciones nuevas. En el verano hice dos fechas buenísimas en Mar del Plata. Ahora me encuentro preparando nuevo repertorio y ensayando en distintos formatos. La idea es de ir grabando los temas inéditos y las nuevas canciones.

 

(*) Laura Alejandra Bravo. Redactora de cine, diseño, moda y tendencias.